¡Entrevista a Alberto Badino!


¡Hola a todos! Espero que estén terminando el domingo de diez. Yo estoy empezando de a poquito a estudiar pero también entre lecturas, ya que estoy participando de una maratón de lectura de invierno Winterthon, que organizaron unos blogs. 
Hoy les comparto una entrevista que le realicé a Alberto Badino. La tenía pendiente hace varios días. Alberto es un escritor argentino y autor de "El Espectador", su primer novela que publicó recientemente y la cual estoy leyendo ahora. Así que muy pronto les estaré trayendo la reseña. 
Sin embargo, les dejo estas preguntitas que le pude hacer gracias a la prensa editorial Kiako- Anich, para que lo vayan conociendo y saber acerca de "El espectador" y de su segunda novela "Nina".


1. ¡Hola Alberto! Muchas gracias por tu participación en el blog y dedicar tu tiempo a contestar estas preguntas para Programando Libros. Contanos un poco de lo que es tu vida. Además estoy intrigada con el hecho de que rendiste todas las materias libres para recibirte de Ingeniero Electromecánico y quisiera saber mas de eso. ¡Sos un genio!
Aclaro, lo que rendí libre fueron todas las materias de quinto año, no las de ingeniería si no realmente sería un genio.
 2. Leí que empezaste a escribir a los cuarenta años. De Ingeniero Electromecánico a Escritor... ¿Cómo fue ese momento en el que decidiste hacerlo?
Siempre me gustó contar historias o escribir, de hecho en la presentación del libro conté que en 1er grado cuando faltaba un profesor pasaba al frente e inventaba historias para mis compañeros. A los 40 escribí un cuento largo que lo pasé a un amigo que es escritor, él me recomendó que me perfeccionara en un taller literario y me recomendó el de Guillermo Saccomanno. Ahí empecé a llevar mis cuentos y recibir críticas despiadadas, o sea aprendí a los golpes como la mayoría de las cosas en mi vida.

¿Cómo se sintió publicar tu primera novela?
Desde que empecé a ir a taller hasta que publiqué la primer novela pasaron muchos años, primera etapa fue aprender a escribir que fue la parte más dura, después, encarar un proyecto que empezó en un cuento que se transformó en una novela, la escritura me llevó muchos años, de hecho en un momento la abandoné y pensé que no la iba a poder resolver. Después que ya estaba decidido escribiendo la novela, me llevó más de dos años terminarla, un año más corregirla y mucho esfuerzo.
Terminada la mandé a varios concursos si ningún resultado, incluso hubo un concurso que se declaró desierto, eso me dolió. Después entraron ladrones a casa y se llevaron todo, incluso mi computadora con la novela, no tenía copia así que la única opción que quedaba era reescribirla. Finalmente la pude rescatar por un mail que donde se la había mandado a un amigo. Publicarla fue una gran alegría.
¿Tu familia que pensaba de tu decisión?
Mi familia está ahí, se alegran porque saben que me gusta escribir pero no le dan mucha importancia.

3. Los comentarios acerca de "El Espectador" comentan que es una novela que genera una mezcla de sentimientos, desde lástima hasta bronca. ¿Nos podés contar un poco sobre Juan, el personaje principal?

El otro día en la presentación Mauricio Koch hizo una reseña sobre el libro en la que hablaba de que la lectura del libro le había producido cierta desazón, que no lo había leído con placer sino en el borde de la silla, con cierta tensión. Santiago el editor habló también de un personaje que provoca incomodidad. En la presentación intervino Liliana Heker que opinó en disidencia, dijo que el personaje, Juan Bosch era para ella entrañable, más allá de su parquedad o apatía. A mi me gustó su comentario, considero a parte de su ausencia de certezas es un personaje querible.
4. ¿Cómo fue el proceso de escribir esta novela? Se ve que Juan es un personaje bastante particular y bien desarrollado, con un gran problema para poder expresarse. ¿Fue difícil la creación y caracterización de éste?
El proceso, como conté fue largo y duro, empezó con un ejercicio en el que teníamos que escribir un cuento sobre nuestra madre. La realidad es que me basé bastante en mi mismo, en vivencias de mi infancia, escribir esta novela puede haber sido un intento de expulsar mis propios demonios. Voy a volver a la presentación, ya que se dijeron cosas importantes. ¨El libro expresa la imposibilidad de expresarse y eso me parece notable¨ dijo Liliana.
No fue difícil, fue como sumergirme muchas veces profundo dentro mío, muchas veces volví a la superficie con las manos vacías, en algunas otras pude rescatar alguna perla.
5. Me imagino que los primeros lectores de "El Espectador" fue tu familia y/o tu circulo cercano. ¿Cuáles fueron las primeras impresiones y/o opiniones del libro?
El primero en leerlo fue mi hermano Luís, que se sintió molesto por verse reflejado en el personaje del hermano del protagonista, me dijo sin vueltas que no le gustó.
Por suerte los que lo fueron leyendo después las opiniones fueron buenas, la mayoría me dijo que una vez que lo empezaban a leer no podían dejarlo hasta el final.
Ayer Luís, después de la presentación me mandó un mail que casi me hace llorara de los elogios.
6. Por lo que leí, ya escribiste tu segunda novela titulada "Nina". ¿Nos podes adelantar de que va a tratar?
Te paso una sinopsis. Daniel es un hombre en crisis; ¨Me acercaba a los cincuenta y me sentía vencido; trabajaba a desgano en algo que no me interesaba y con mi mujer, mantenía una relación seca y distante¨ hasta que conoce a Nina, la novia de un amigo con la que empieza a intercambiar mails. ¨Al principio me pareció una pesada, me hartaba con sus preguntas, y, aunque a veces no le contestaba, sus mails siguieron llegando. …al final empecé a esperarlos¨. Nina conseguirá que todas sus crisis se agudicen, con su mujer, con su amigo, con su trabajo y Daniel se preguntará; ¨será esto la felicidad¨.
Nina trastoca y mueve todo su mundo, lo saca de quicio; la pregunta es si Daniel logrará finalmente volver a encontrar algún tipo de equilibrio.
7. Por último, y antes que nada, muchas gracias por tu tiempo. ¿A quiénes recomendarías tu historia?
El otro día leyó el libro una amiga de mi hija de 15 y dijo que le encantó que en algunos aspectos le hacía acordar al Guardián sobre el Centeno. También me dijo que le había gustado una tía mía de más de 80. La mejor crítica que recibí fue de la chica que trabajaba en casa, me pidió el libro, al otro día me lo devolvió, le pregunté que le había parecido, dijo seria, que para ella no era una novela, que era algo que le pasó a alguien y en la mitad del libro le empezó a pasar a ella. Un libro que le pase al lector, fue muy fuerte para mí.
No es un libro pasatista, sino que involucra al lector, muchas veces más de lo que el mismo lector quiere.
¡Gracias a Alberto y  a Kiako-Anich por la entrevista! Espero que la hayan disfrutado. Muy pronto les traigo la reseña de su novela. 
Saludos, Anto

7 comentarios:

  1. Hola! Que emoción haber entrevistado a un escritor, la verdad no había escuchado sobre sus novelas pero desde ahora espero con ansias la reseña asi agrego su libro en mi lista de lecturas pendientes. Me encantó la entrevista. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por la entrevista! Es un escritor que no conozco, pero su libro tiene buena pinta! Ya nos contarás qué tal :) Y la entrevista muy bien estructurada

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    No conocía a este escritor, pero con esas respuestas que dio me interesó leer su libro.

    ¡Buena entrevista!

    Un saludo~

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por la entrevista me ha gustado mucho y el libro me ha llamado la atención y creo que me va a encantar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena entrevista, no lo conozco y me ha sorprendido lo de que empezara a escribir con 40 años, increible!

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía me alegra mucho sobre tu entrevista y el libro me llama mucho la atención de seguro lo voy a leer besos ❤️

    ResponderEliminar
  7. No conocía el autor pero me gusta tu entrevista. Me impacto que empezara a escribir a los 40 porque es justo mi edad y pensé que era demasiado vieja para reinventarme. Que bueno un libro que le guste a chicos de 15 años y a personas de hasta 80 y tantos, eso habla bien del libro. Pero lo que más me impacto fue la respuesta de la chica que trabajaba con ellos que dijo que el libro no era una novela y lo demás. Increíble que uno se sienta tan identificado con un libro, tendré que leerlo para ver si también me pasa a mí.

    ResponderEliminar