Reseña: Luna de Genevieve de Alexina Reborn

¡Hola a todos! Espero que esten teniendo un muy lindo jueves.
¿Se van a alguna lado en Semana Santa? Yo no, me quedo en mi casa. Estudiando y leyendo, bien ermitaña jaja
Hoy les traigo una reseña que tenia ya lista hace unos dias. Luna de Genevieve de Alexina Reborn es una historia que nos cuenta el amor entre dos mujeres unicas. Y en estos dias les compartire un par de preguntas que le hice. Todo esto gracias a la prensa editorial Kiako-Anich.

Autor: Alexina Reborn
Editorial: Sopa de Letras , 2015
Idioma: Español
Género: Novela
Paginas: 717
Prensa Editorial Kiako-Anich 
Aquella mujer llevaba en su nombre y en su sangre la tradición de los guerreros que trazaron caminos sobre la estepa, en las ancestrales y verdes praderas escocesas. Era una audaz amazona que cabalgaba con el viento. Aquella otra mujer llevaba en su nombre una incógnita que la señalaba bastarda; por su sangre corría la libertad forjada por la rebeldía y el conocimiento. Su hogar era el mundo que muy pocas conocían. Provenientes de dos realidades de finales de siglo XIX totalmente dispares, para las dos el amor y el deseo tenían el mismo significado: la mujer. ¿Qué sucedería si ambas llegaran a encontrarse?

Alexina Reborn nació en la ciudad de Mendoza en marzo de 1982. A la edad de diecisés se mudó a Buenos Aires y allí dedicó algunos años al Magisterio y a la carrera de Edición, pero siempre estuvo más cercana a poetas, bohemios y amantes de la escritura para su aprendizaje.


GRACIAS A PRENSA EDITORIAL KIAKO-ANICH



OPINIÓN PERSONAL

Luna de Genevieve nos cuenta la historia de dos mujeres con distintas personalidades pero con un mismo destino. El de unirse y amarse, y luchar por esos sentimientos que van aflorando. En una época ambientada hace mas de doscientos años, la situación era casi inimaginable. Dos mujeres queriéndose. ¡Imaginen que hoy seguimos luchando día a día por esos derechos! 
Por un lado tenemos a Romania, una mujer muy determinada y tal vez un poco hosca. Se presenta como una mujer fuerte y que sabe lo que quiere y dispuesta a conseguirlo como sea. Directa con sus sentimientos. Muy opuesto a la personalidad de Genievieve, que es una chica mas refinada y delicada pero con el paso de las paginas vamos viendo como esa situación cambia y se deja llevar por lo que su corazón siente.
"En un acuerdo casi natural, las mujeres podían llegar a encarnizadas guerras o la más pacífica estabilidad sin necesidad de palabras. Así era su compleja esencia deductiva, y precisamente eso fue lo que sucedió entre Romania y Genevieve"
Ambas mujeres transitan un largo camino en aceptarse, en quererse y pasar por encima de los prejuicios y de la sociedad. Se dan cuenta que tienen muchas cosas en común y que hay algo mas que interés y curiosidad en ambas.
La epoca en que está narrada me encantó. La autora describe cada escena con una pluma muy liviana. La narracion es detallada y profunda. Se ve claramente todo el gran trabajo puesto sobre ella.
Los ambientes y personajes están muy bien caracterizados, a Alexina no se le escapo ningún detalle. ¡Como se le va a escapar si estuvo 15 años escribiendo esta historia! Ese dato lo sé gracias a una pequeña entrevista que le pude realizar a traves de la prensa editorial Kiako - Anich. En estos dias se la comparto entera. Pero no se imaginan mi cara cuando lei esa respuesta ¡No lo podia creer! 
Todo buen trabajo tiene un gran esfuerzo por detrás, y Luna de Genievieve expresa todo lo que puso de si misma Alexina para reflejar en palabras una gran historia llena de emociones y de lucha.

Y las promesas debían cumplirse para así convertirse en buenos recuerdos. Una vez se lo dijo su mejor amiga adulta, su querida Gen, y ella quería buenos recuerdos, como aquellos que ahora recorría con la mirada. Porque nada valía más que los lazos. Genevieve siempre se lo enseñaba. Esos lazos únicos que entregaba la vida

Es una historia para sentarse y dejarse llevar, olvidarse de lo que ocurre alrededor, fluir con las letras y los sentimientos. Y porqué no, entender que en el amor no hay reglas, ni edad, ni género. Solo amor. 

¿Les intereso? ¿Les gustaria leerlo? Gracias a Sopa de Letras, prensa editorial Kiako-Anich y a Alexina Reborn. Muy pronto traigo la entrevista ☺

Saludos, Anto ☺


9 comentarios:

  1. Hola! No me termina de llamar la atención pero muchas gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Anto
    No me llama mucho esta historia, gracias por traerla y mostrarla.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía pero gracias por reseñarlo. Lo tendré en cuenta :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. No es un tipo de novela que me interese, creo que por esta vez paso :)
    Suerte!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Anto! Me gustó mucho la idea de mostrar esta situación social dentro de lo que es la época antigua. Me hace acordar a mi lectura de Tinieblas, más aún por ser una escritora argentina; la verdad me parece una historia para pensar, además de como bien dijiste, si en la actualidad siguen existiendo los prejuicios por esta cuestión, ni hablar en la antigüedad.
    En fin, espero ansiosa la entrevista y me alegro que te haya gustado. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. me encanta la idea de que el libro cuente la historia de una pareja gay, hubo muchas vidas arruinadas y mucha gente frustrada en un pasado por culpa de esos prejuicios.
    buena reseña, saludos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! El libro me llama bastante, me gusta el tema que trata y la época en la que esta ambientado. Hablas tan bien del libro que haces que tenga ganas de leerlo y me encanta como lo decís.
    ¡Me gusto tu reseña! A tenerlo en cuenta para mis próximas lecturas.
    Un beso,
    Mica.

    ResponderEliminar
  8. Hola Anto! nunca había visto esta historia para nada D: la verdad es que por la portada no me detendría a ver jaja pero por lo que contas está genial, no hay nada mejor que sentarte a leer y que las horas pasen dejandote llevar, sin dudas le daría una oportunidad por eso :3 me alegra que te haya gustado! un beso♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mariana! Qué bueno poder comentar y debatir un rato. ¡A modo de chisme! Las ilustraciones de los primeros folletines eran bastante rudas, satíricas y misóginas. Con el tiempo se entendió que éstas debían ser más atractivas y el arte de tapa se convirtió justamente en "todo un arte" que se pintaba a mano y sobre bastidores, de hecho, participaban ilustradores profesionales dedicados solamente a eso (ojo que esto también mostraba bastante sexismo, fijate en alguna novela de los ochenta). Hoy tenemos una mezcla genial (y a veces no tanto) de arte pop y abstracto. La digitalización junto con la fotografía tienen un lugar preponderante, y ya casi no se usa la figura tradicional para portadas (ni hablar de mostrar a dos mujeres abrazadas mirando hacia el frente). Ahí está el desafío. Puro desafío.
      ¡Abrazo!

      Alex

      Eliminar