Entrevista a Araceli Arreche, autora de "Teatro de la Palabra"


¡Hola Lectores! 
Después de una semana sin subir nada por culpa de los primeros paraciales en la facultad, les traigo una entrada fuera de lo comun y muy interesante. Hoy les comparto una entrevista que le pude hacer gracias a la Prensa Editorial Kiako - Anich a Araceli Arreche, autora de "Teatro de la Palabra".
La reseña del mismo la pueden leer aca en el blog. Es una obra distinta a lo que suelen leer novelas. Son una serie de relatos narrados en contexto de teatro que transmiten mensajes, significados, del gran poder que tiene la palabra como medio de expresion, de comunicacion y de recuerdos. 

Sé que sos Licenciada en Arte y por lo tanto que estas muy entrometida con el teatro y el cine y sus ámbitos ¿Cómo surgió la idea de escribir y llevar a cabo tu primer libro?
Mi escritura dramática comienza el 19 de diciembre del 2001, mientras preparaba mi último examen de la licenciatura en Artes, que por razones obvias pasó para febrero del 2002. Recuerdo que el primer material se llamaba Ensayo de navidad para una plaza, un texto malo lleno de urgencia y contaminado de saberes ineficaces. La escritura era ya un actividad que ensayaba pero en lo académico. Ambas escrituras, la académica y la dramática, comparten preocupaciones, mi rol de investigadora le da a la dramaturga un mejor modo de sistematizar una investigación para sus materiales y aporta un mayor sentido crítico al momento de corregir pero no aparece de modo consciente al momento de la escritura creativa. Teatro de la palabra, es mi primera antología pero no mi primer libro aun así, como todos y cada uno de ellos, siento que siempre es un sueño hecho papel, un proceso que insiste en dar alguna respuesta a las múltiples preguntas que me hago, y en donde la escritura se vuelve mi realidad.

Supongo que al estar tan involucrada y que el teatro sea tu vida, decidiste escribir teatro y no, por ejemplo, novelas. ¿Es así? ¿Quisieras escribir algún otro tipo de literatura?
A la hora de escribir, la imagen o aquello que se vuelve pulso, urgencia de volverse palabra, toma forma de teatro pero también de narrativa. Si bien la mayoría de mis materiales son de teatro, en diciembre publicaré un texto que reúne otros materiales como poesía, relatos cortos y algunos cuentos.

Hablando un poco más de “Teatro de la Palabra”… ¿Por qué escogiste ese título? ¿Qué significado tiene para vos la “palabra”? 
En principio creo que es insistir en quitar a la palabra del malentendido al que a veces la sometemos en nuestras prácticas. Restituirle algo del sentido que está amenazado y, por sobre todo, buscar indagar en su sentido lúdico - poético. La tradición teatral -al menos occidental- muestra que cualquier texto puede ser teatralizado. Dentro del campo literario hay materiales que son más solidarios por su teatralidad que otros, pero en todo caso será tema para su adaptación. Ahora, si hablamos de textos de teatro reconocemos que las prácticas de escritura hoy son muy diversas y han extendido el concepto de dramaturgia. La producción actual definitivamente nos aleja de la concepción tradicional en donde el texto dramático es una pieza teatral portadora o dotada de autonomía literaria concebida por un autor, deviniendo en un territorio más poroso, más lábil, en donde el fundamento (si es que podemos hablar de fundamento) estaría en pensarlo más como una textualidad dotada de virtualidad escénica que en un proceso de escenificación. Dentro de la multiplicidad de textos de teatro, aquellos a los que nombramos como textos dramáticos serían los que buscan tener autonomía literaria sin por ello resignar lo que le es propio por naturaleza, ser teatro, sino que llevan al lector a una experiencia independiente de la representación entendida como producción de un espectáculo. Yo busco ese tipo de textualidad que pueda conmover en sí, sin necesidad de la experiencia de la representación.

Cada obra contenida en el libro representan diferentes situaciones, algunas muy cotidianas como “La foto” y otras un poco más sensibles y fuertes como “Notas que saben a olvido” que trata el tema de la enfermedad “alzhéimer” ¿De dónde te surgieron las ideas de escribir cada obra? ¿Por experiencias personales propias, por relatos o situaciones que te han contado, o más bien son ideas que se crean en tu cabeza?
Siempre escribo desde la perplejidad, escribo sobre lo que busco entender. Escribo para descubrir y descubrirme. En todos los casos, mis procesos de escritura se ligan a investigaciones, de modo distinto, pero todos, tienen muchas lecturas previas, o indagaciones del campo, como fue el caso de Notas que saben a olvido, en donde estuve durante dos meses, varias veces por semana, en la guardia de un hospital con el equipo de neurología especialista en el trastorno, y con las asociación de familiares de pacientes. Felice, aparece luego de una lectura, El último lector de Ricardo Piglia, y aparece como la necesidad de indagar sobre los vínculos, en la pregunta acerca de dónde reside el amor. Las restantes se nuclean en torno a pensar la memoria y la identidad en presente, y en donde el pasado y nuestra historia se vuelve una necesidad para hacerlo.

Sé que muchas de tus obras fueron representadas teatralmente, una de las ultimas fue Felice… ¿Cómo te sentís al saber que tus obras pasan de letras a la representación real?
Yo escribo un mundo y pienso en aquel que me completa que es el lector. Ahora bien, cuando algunos de esos lectores que lo hacen, te eligen para pulsar su propia creación siento que es un regalo, lo vivo con gratitud y lo celebro permanentemente. Cuando me eligen, nunca pierdo mi capacidad de asombro sobre el tema y busco acompañar los procesos escénicos en lo que se me permita o se me necesite.
Hablando de Felice, es una de las obras que más me gusto porque demuestra que los sentimientos, las sensaciones y la vida de la mujer como es. ¿Cuál obra, dentro del libro, es la que más te gusta o preferís? 

Así como cada obra -al menos en mí - tiene procesos y dinámicas distintas de escritura - tiene también un devenir propio cuando despegan y comienzan a rodar su camino hacia la escena. Se multiplican los que eligen los materiales y las obras se pueblan de anécdotas. Notas que saben a olvido… por ejemplo, tuvo el Premio de publicación en el María Teresa León (España), y ahora está por ser filmada por Miguel Angel Rossi y producida por José Campusano. Desde el momento en que comencé la investigación hasta el presente el material no deja de sorprenderme. Las voces del río… es ensayada actualmente por un grupo de actores en formación - que no pasan los 22 años -; que en ellos resuene tu mundo es fantástico. En el caso de La foto, es la más elegida por diferentes grupos y fue apertura en Londres para su propio ciclo de Teatroxlaidentidad, lo que la vuelve una de mis obras más presentes. Como quínoas, tiene una presencia que no deja de alentarme y fue elegida para participar en el Women Playwright International Conference en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) este año. Qué lejos aún -obra que me llevó mucho tiempo - fue premiada por el Ministerio de Cultura de la Nación en el ciclo, Nuestro Teatro, y me encontró con el privilegio de trabajar con un gran director como Manuel Iedvadni, y con actrices exquisitas como Marta Bianchi, Alejandra Darín, Ana Yovino y Cecilia Meijide. Felice, es quizás la más personal y abre un mundo en el que sigo trabajando. A todas y cada una de mis obras le debo una revelación, un dejar conocerme un poco más y una inquietud para iniciar el ensayo de una nueva respuesta en torno a mis preguntas sostenidas en un nuevo material.
Y por último ¿Por qué la edición de “Teatro de la Palabra” es español-polaca? 
Cuando busco las razones de mi primera antología de obras dramáticas en una edición bilingüe y en polaco, solo puedo reponer la anécdota del surgimiento de la idea, que tiene poco de razones estéticas o estratégicas y mucho de azar, o al menos de ciertas condiciones un tanto arbitrarias. El editor de La Campana Sumergida, Carlos Dimeo Álvarez, es un catedrático en áreas afines y propias de las Artes Escénicas que hace ya un tiempo se desempeña como profesor en Polonia. Con Carlos nos conocemos de diferentes congresos y jornadas de teatro y he publicado materiales como investigadora en el área de lo escénico para varios de sus proyectos. En Noviembre del 2013 nos reúne un congreso y me propone editar mis materiales dramáticos, algo que me sorprende gratamente por los títulos y los autores que viene publicando. En ese encuentro me plantea la edición bilingüe para su distribución en Europa; ahí se inicia un enredo, yo creo que se trata de hacerlo al inglés y le comento cuáles piezas ya lo están por su estreno en Londres (La foto) o por formar parte de las obras seleccionas para Women Playwright International Conference en Ciudad del Cabo, Sudáfrica (Como quínoas) y me dice que se trata de hacerlo en polaco. A lo largo de todo el 2014 fuimos un equipo con Carlos Dimeo Álvarez, Anna Wendorff (traductora) y luego para la redacción en polaco se sumó María Judyta Wozniak. Se trabajó mucho y creo que el libro lo muestra ya desde su diseño y su cuidado. Desde Abril de este año el sueño se hizo papel (a la venta se sumó también su versión digital). En lo personal como autora, investigadora y docente, el acceso a una cartografía teatral como la polaca es un privilegio y una responsabilidad, ya que según lo que he podido averiguar no hay muchos materiales de nuestro teatro traducidos al polaco.

¡MUCHAS GRACIAS A ARACELI POR REALIZAR LA ENTREVISTA 
Y A KIAKO-ANICH POR PODER LLEVARLA A CABO!


Saludos, Anto

5 comentarios:

  1. No conocía a la autora ni su obra. Por las referencias que tiene del mundo artístico me imagino que debe ser una joya, muchas gracias por el descubrimiento.

    Saludos :D

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    No conocía a esta autora así que gracias por compartir la entrevista, que además me ha gustad mucho.
    un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola, no conocía a la autora ni a la obra, pero gracias por compartir y conocer un poco más :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Anto.. conocía a la autora y el libro gracias a tu blog, y parece una historia original y diferente.
    Gracias por la info...
    un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Anto! la verdad es que no conocía a la autora ni su historia >-< pero gracias por darla a conocer, además se nota que le gusta lo que hace y se prestó de maravilla para tus preguntas! muy buena onda jaja en fin, un abrazo enorme y nos leemos♥

    ResponderEliminar